Té *masala chai* : Sabores de India en tu taza. ¡Infusión para cuerpo y alma!

dopamina - chai compo 1
Una de las cosas que pienso cuando me imagino viajando a India, es la cantidad de tazas de chai que podría tomar… ¡miles! Este té sin duda es de mis favoritos.
Además de ser riquísimo, la mezcla de sabores te da esa sensación tan buena de cuando ¨el alma-vuelve-al-cuerpo¨ porque las especias despiertan a tu organismo.
Decir ¨té chai¨ es una redundancia, porque CHAI significa justamente en hindi, cualquier tipo de té. La infusión de especias de la que estamos hablando es en realidad masala chai (té de especias). Así que básicamente se trata de una infusión de fuertes sabores mezclados con té negro y un poco de leche. No hay una receta exactísima… cada uno lo va haciendo según su preferencia, por eso les voy a pasar dos opciones; una más clásica y otra que he adaptado a mi gusto.

Opción 1: La tradicional: (para 2 tazas)
Digamos que esta es la preparación más común, pero se puede adaptar según las especias que te gusten y si quieres añadirle leche (de cualquier tipo) o no.

Ingredientes.
– 3 tazas de agua
– 4 clavos de olor
– 1 palito de canela (puede ser en polvo también)
– 1 vaina de cardamomo (usar todas las semillas)
– 1 cucharada de kión picado (4 pedazos pequeños)
– 2 pepitas de pimienta negra entera
– 2 cucharadas de té negro (o según la intensidad que quieras)
– ½ de taza de leche (la que prefieran…)
– endulzar con: panela, miel o agave.

Preparación.
Si tienes un mortero, muele ligeramente la pimienta, pepas de cardamomo y clavo de olor. (si no, salta este paso y sé feliz). Luego pon el agua y todas las especias a hervir en una olla pequeña. Deja hirviendo a fuego bajo por 5 minutos, luego apaga el fuego y agrega el té. Déjalo infusionar de 3-5 minutos dependiendo de la intensidad que prefieras. Luego agrega la leche, prende el fuego nuevamente para calentar ligeramente, y finalmente cuélalo para servir y agrega el dulce a tu gusto.

Opción 2: Masala chai latte ¨dopamínico¨:
Este es el brevaje que preparo a mi gusto y últimamente me provoca todos los días, es perfecto para el frío y esos ¨bajones¨ de media tarde.
Sigo todos los pasos anteriores, yo utilizo leche de almendras y ½ cdt de miel de abejas.
Pero hay un último paso (ese es el truco), en vez de colar y servir, cuelo y paso a la licuadora donde agrego ½ cucharadita de aceite de coco. Al licuarlo va a quedar más cremosos y con espuma. Ahora sí, listo para el disfrute.

Espero que les guste este té tanto como a mí y se animen a contarme si tienen sus propias variaciones. Que sea un gran aliado para el invierno que se acerca. 🙂

Abrazo grande.

dopamina - especias chai

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s